El Juzgado de lo Mercantil de Granada, en el procedimiento ordinario 1910/2014, estima íntegramente la demanda formulada por REVELLES ABOGADOS, en su Sentencia 254/2018, de 28 de junio.

El interés de la Sentencia estriba, principalmente, en dos cuestiones fundamentales:

1º) CONDICIÓN JURÍDICA DE LOS ACTORES: Los demandantes -un matrimonio mayor junto a su hija- se dedicaban al alquiler de inmuebles en la ciudad de Granada, aduciéndose de contrario que no tenían la condición de consumidores y usuarios, siéndole imposible la aplicación de la normativa tuitiva al respecto (principalmente el TRLCU aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre). REVELLES ABOGADOS logró acreditar que el inmueble hipotecado no estaba afecto al ejercicio de actividad profesional, ostentando por ende nuestros clientes la condición de consumidores. Expone la Sentencia, al final del Fundamento Tercero de Derecho, lo siguiente:

“En el caso de autos, la parte actora no niega que se dedicara al alquiler de inmuebles pero manifiesta que las fincas cuya adquisición se financió con el préstamo hipotecario no se han destinado al alquiler. Los contratos de arrendamiento aportados junto a la contestación a la demanda no se refieren a los inmuebles adquiridos por los prestatarios, por tanto, en virtud de las reglas de distribución de la carga de la prueba, esta insuficiencia probatoria sólo puede perjudicar a la parte demandada, por lo que, debe concluirse que, en esta operación de préstamo, los demandantes actuaron como consumidores”.

 2º) DEVOLUCIÓN RETROACTIVA TOTAL DE CANTIDADES –“EX TUNC”- AUN CUANDO NO FUERA EXPRESAMENTE SOLICITADA EN EL SUPLICO DE DEMANDA: La Sentencia 254/2018, de 28 de junio, sigue el criterio de la jurisprudencia comunitaria (STJUE de 21 de diciembre de 2016), otorgando la devolución total de cantidades, con plena eficacia retroactiva, justificando que no existe “incongruencia ultra petita” al tratarse de una materia de orden público. La demanda se interpuso en noviembre de 2014, y conforme al criterio vigente en dicha fecha sólo se interesó la devolución parcial de las mismas. Expone la Sentencia, en su Fundamento de Derecho Sexto:

  “En un principio se podría argumentar que en virtud del principio de congruencia consagrado en el art. 218 LEC, a pesar de la doctrina jurisprudencial expuesta, el fallo condenatorio no podría extenderse más allá de lo pedido en la demanda. Sin embargo, no se puede ignorar que nos encontramos ante una materia de orden público, tal y como ha afirmado el TJUE en la que el juez nacional se encuentra vinculado exclusivamente por la doctrina del citado tribunal que ha establecido que la limitación de la retroactividad debilita la eficacia disuasoria de la normativa protectora de consumidores y usuarios. Por otro lado, la parte actora ha ido ajustando su petición a la doctrina jurisprudencial vigente en cada momento”.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Free WordPress Themes